Navigation Menu
¿Viajas?

¿Viajas?

Si algo me ha enseñado la vida, querido lector, es que viajar es algo mágico. Imagina una obra de teatro sin escenario en la que no conoces la verdadera naturaleza de tu papel. En la que los personajes, tanto principales como secundarios, aparecen y desaparecen sin preaviso. Desconocidos que puede que te marquen para el resto de tus días. Reencuentros, casuales o programados, fugaces o duraderos, pero que siempre te provocarán un sabor agridulce. Son kilómetros que alejan o acercan… Ciudades, paisajes se suceden… De algunas te olvidarás pronto, de otras guardarás una imagen grabada a fuego en la retina. Siempre se aprende, tan solo debes ir con los ojos bien abiertos. De seguro que sufrirás una infinidad de deja-vus. “Esto ya lo he vivido” dirás. Los países cambian, las caras también, sin embargo tendrás la sensación de que las cosas se repiten. Has de saber, lector mio, que la originalidad es una perla que hay que buscar con ahínco, por eso es tan bonito cuando descubres algo o alguien que te hace vivir algo nuevo. Y es más fácil que algo así suceda cuando te decides a descubrir el mundo. Habrá veces en las que llegues a un lugar y descubras que ya no es más un lugar, que es tu lugar. Sentirás que has dado con el puesto perfecto en el sitio ideal… ¿Buscar tu lugar?¿Ese es el objetivo de viajar? Me preguntarás en tu impaciente ansia de saber. Y yo, pobre ignorante que solo sabe darle a la tecla, te responderé que puede que si, que en mi caso es así. Pero que, sin embargo, la meta la debes poner tú. Solo tú puedes decidir que quieres encontrar en tu viaje. A mi, como eterno aprendiz de viajero que soy, solo me queda desearte buena...

Leer más
Follow

Get every new post delivered to your Inbox

Join other followers