Navigation Menu
50 Síntomas de que he viajado mucho.

50 Síntomas de que he viajado mucho.

Hola me llamo Fran y… viajo demasiado. Llevo 3 semanas limpio, sin meterme ningún chute de viajalina, pero empiezo a notar los primeros síntomas del síndrome de nomadismo. Creo que tengo un problema. Hay ciertas señales que me delatan, síntomas de la gravedad de mi adicción. He hecho una lista con las más representativas. Si, como yo, eres un sucio yonki de los aeropuertos entenderás de que estoy hablando… 1) Mi neceser es una bolsa de plástico con autocierre. 2) Conozco los mejores rincones para dormir en Barajas y el Prat. 3) Colecciono tarjetas SIM de varios países como si de sellos se tratase. 4) En ocasiones respondo “dziekuje” a mi panadero de toda la vida. 5) Me sé de memoria las rutas de los aeropuertos que me pillan más cerca. 6) En mi cartera se pueden encontrar monedas de 5 países diferentes. 7) Tengo amigos en Facebook que postean cosas chungas en cirílico, armenio o japonés. 8) Tengo una mochila Quechua. 9) Para mi todas las monedas son rupias, diferenciadas solamente por el apellido (ucranianas, letonas, noruegas…) 10) Tengo llegado a casa, hecho la colada y vuelto a meter la ropa en la maleta. 11) Nunca vacío del todo mi maleta (por si acaso…). 12) No tengo claro a qué país llamar casa. 13) Las historias de mis viajes ya no asustan ni mi madre, ni a mi abuela. 14) Cuando preguntan a mi familia dónde estoy, responden con total normalidad “por Europa del Este, creo…” 15) Envaso mi ropa interior al vacío. 16) Cuando me tiro unas semanas en casa siento como si estuviese de vacaciones. 17) Mi maleta tiene más cicatrices que Rambo. 18) Lo primero que preguntan mis colegas al llegar a casa es: y ahora… ¿a donde te piras? 19) Conozco de memoria las medidas máximas del equipaje de mano permitido por Ryanair. 20) Mis propositos de nuevo año tienen que ver con visitar tal ciudad o cual país. 21) Mis amigos me confunden con una agencia de viajes. 22) Puedo convertir mentalmente un precio a 4 monedas diferentes. 23) Mis amigos suelen comenzar los mensajes preguntándome ¿en qué país estás? 24) Compro ropa que disimule mejor la roña (no siempre es fácil encontrar...

Leer más
8 Motivos por lo que deberías viajar solo.

8 Motivos por lo que deberías viajar solo.

Para los solteros, para los casados; para los introvertidos, para los extrovertidos; para los altos, para los bajos… viajar solo puede resultar una magnífica experiencia y aquí van 8 buenas razones por las que deberías probarlo: 1 . Lucha por tus sueños Resulta que cuando eras pequeño has visto un documental de Islandia y, desde entonces, tienes la espinita clavada de irte a allí a escalar volcanes o a bañarte en sus lagos termales. ¿Problema? que a tu moza aquellos lares le parecen muy fríos o que a tus colegas las únicas islas que les van son las que tienen la discoteca al lado de la playa… Es normal que no compartas exactamente los mismos gustos que la gente que te rodea, lo que ya no es normal es que renuncies a tus sueños. Especialmente si todo lo que tienes que hacer para cumplirlos es llegar allí.   2 . Pura logística. Vale pongamos que te entiendes muy bien con tus amigos/pareja y que resulta que compartís las mismas preferencias viajeras. Sigue habiendo un obstáculo muy grande en el camino. Coordinar agendas con otra persona que tenga sus quehaceres puede ser tremendamente complicado. Ni que decir tiene que estas complicaciones son aún mayores cuando se trata de hacer planes con un grupo de colegas. Por lo general, estos problemas se pueden superar planificando el viaje con mucha antelación, pero si eres de los que solo se puede coger las vacaciones a mediados de octubre te recomiendo que no lo pienses más, hagas la maleta y vayas de todos modos.   3 . Eres la mejor compañía que puedes tener. Si eres de los que rara vez pasa tiempo a solas, te llevarás una grata sorpresa cuando descubras lo enriquecedor que puede resultar sentarte a escuchar tus propios pensamientos. Y no hay mejor momento para descubrirse a uno mismo que en un viaje en solitario. Te podrás tirar horas o, incluso, días enteros sin tener que entablar conversación con nadie; con todo el tiempo del mundo para encontrarte y poner un poco de orden en tu vida   4 . Conocerás nuevas personas. Si el consejo de arriba no es para ti, si eres una persona nacida para tratar con...

Leer más
12 consejos para volar barato

12 consejos para volar barato

Dice mi cuenta de TripIt que ya he recorrido mas de 90.000 km volando de un lado a otro. Cierto que la mayor parte de ellos los he hecho fiel a Ryanair (porca miseria…) pero si que he tenido oportunidad de probar todo tipo de companias… desde el lujo de los Airbus de Swiss o Austrian hasta el acojone de las catracas de Montenegro Airlines, pasando por las estrecheces de los multihelice de Binter. El caso es que, como todavía no tengo secretaria, me tengo tirado noches enteras buscando las mejores opciones para volar a mi destino. Y claro, a base de cafés, papel, boli, san Google y noches en vela algunas cosas he aprendido en lo que se refiere a encontrar vuelos baratos. Te dejo una lista de trucos para ahorrarse unos eurillos en el avión y, que te los puedas gastar en birras en tu destino. A volar… Suscribete a los boletines de tus aeropuertos y aerolíneas de referencia, es decir, de aquellos por las que tengas que volar para ir al tu destino final. Así podrás estar enterado de nuevas rutas y promociones especiales que te podrán hacer ahorrar muchos euros. Para vuelos de larga distancia, no busques solo salidas desde tu país, muchas veces cunde pasar por los hubs internacionales de otros países. Por ejemplo, no se te ocurra ir a Nueva York directamente desde Madrid (que Iberia se quema mucho con las tarifas), desde Dublín o Londres encontrarás precios mucho mejores. Si quieres ir a Asia pásate por Milán y para ir a África lo mejor es salir desde Estambul o Amsterdam. En las largas distancias suelen encontrarse buenos precios si buscas billetes multidestino. Estos son aquellos donde origen y destino no tienen por que ser iguales, los puedes cambiar. Un ejemplo podría ser salida desde Barcelona a Nueva York y vuelta Boston a Barcelona. Se impulsivo. Las buenas ofertas de última hora no duran mucho tiempo. Podrás encontrar auténticas gangas en Guia Low Cost o en Holiday Pirates. Si quieres estar enterado suscribete a sus boletines. Viaja a destinos exóticos. A ver si esperas encontrar vuelos baratos a las Islas Canarias en agosto vas de culo, todo el mundo estará buscando lo mismo. Diseña vacaciones alternativas...

Leer más
Cásate con un chico viajero

Cásate con un chico viajero

(Inspirado en un articulo de Lainness) Sal con un chico que atesore experiencias mas que objetos, que prefiera antes un billete de avión que un IPad. Sal con un chico que se ria cuando oiga las palabras vacaciones, todo incluido, o resort. Busca un chico que viaje porque no se obsesiona con una sola meta, si no que su alma está envenenada con cientos. Podrás encontrarlo en un aeropuerto o en una tienda de libros, siempre navegando entre las guías de viaje. Lo reconocerás por las exóticas banderas colgadas en su habitación o por los mapas de su fondo de escritorio. Tiene un número extraordinario de amigos extranjeros en Facebook  y su muro esta lleno de ‘miss you’ de la gente que ha conocido por el camino. Cuando viaja, hace amigos en cualquier parte. Y, aunque el contacto con estos amigos acabe siendo esporádico, le bastará un mensaje para encontrar alguien que le acoja en cualquier lugar del mundo. Invítale a una cerveza. Cuando un viajero llega a su casa, la gente rara vez escucha sus historias. Escúchalo. Permitele pintar un cuadro que te transporte a su mundo. Puede que hable rápido y pase por alto pequeños detalles pero eso es porque se emociona de ser escuchado. Bebe de su entusiasmo, hazlo tuyo. Tienes que saber que este chico se emociona como un niño pequeño cuando abre un libro de Hemingway o Kapuscinsky. Se puede sumergir en la lectura durante horas con la mirada soñadora de quien ya se imagina viviendo esas aventuras y recorriendo esos lugares. Los apunta, busca la manera de llegar a ellos y, a veces, consigue transformar las palabras escritas en relatos en primera persona. Te preguntará sobre tus sueños. Querrá picarte y conocer la cosa más loca que has hecho en tu vida. Dísela. Probablemente el habrá cometido una locura mayor. Si por casualidad ganas, has de saber que su próxima meta será superarla. Y muy seguramente dirá: “Tal vez podemos hacerlo juntos.” Sal con un chico que se mueva con la mochila al hombro porque sabe vivir felizmente con poco. Alguien que haya viajado de este modo ha sido testigo de la pobreza y de como la gente humilde suele acoger a los...

Leer más
Sueño de una noche de otoño

Sueño de una noche de otoño

Me despierta una de estas canciones que tienen la mágica facultad de dibujar una sonrisa en tu cara. Me despego de la cálida cama acompañado de esa sonrisa y de una orgullosa legaña en el ojo. Miro el reloj y echo cuentas ¿es posible que haya dormido tanto? Busco el sol en el cielo, pero solo encuentro nubes… aunque bien pensado ¿sabes lo que te digo? que me da igual, que casi que las echaba de menos. Bien sabido es que los gallegos no podemos vivir sin nuestra mágica lluvia. Me vuelvo a dejar llevar por la música. Así, en esas nubes comienzan a tomar cuerpo los sueños que me acompañaron durante mi larga y estrellada noche. Vuelo de nuevo a aquella mezquita sobre una colina de Skopje desde la que presencié uno de los atardeceres más bellos que mis ojos jamás hayan visto. Mientras los almuecines se turnaban en la llamada a la oración, un sol moribundo henchía de reflejos dorados las aguas del río Vardar. El aroma del té proveniente del barrio albanés invadía el aire casi otoñal en la capital macedonia… Todo se difumina, cual caprichoso resorte mi mente despega otra vez. Aterrizo en un puente, es de noche. Esta vez el olor es de pescado fresco. Decenas de pescadores reunidos en torno a improvisados fuegos esperan pacientemente a que algún pez despistado muerda el anzuelo. Estoy en Estambul y acabo de dejar atrás el bullicio de la plaza Taksim con sus miles de bares y cafeterías. Ante mi brillan, como mágicamente suspendidas en el aire, Ayasofia y la Mezquita Azul ambas pugnando entre si por proclamarse como el templo más grandioso. Si giro mi cabeza hacia la izquierda me encuentro con un juego de luces de colores que, como todas las noches, ilumina el puente que une Europa con Asia. Aprieto el paso, el aire que el Bósforo trae es fresco, se hace tarde y aún tengo que llegar hasta el cuerno del oro. Camino y camino… pero a donde finalmente llego es a las estrechas calles del centro de Nicosia. Un aroma a jazmín me da la bienvenida. Casitas radiantes de blancos colores representan el mejor ejemplo de arquitectura mediterránea. Debe haber oferta en la ferretería,...

Leer más
10 Consejos para no cagarla con el hostal

10 Consejos para no cagarla con el hostal

Soy pobre y adicto a viajar. Combinación esta que hace que los campamentos base de mis viajes consistan en hostales, pensiones y demás garitos de mala muerte. A veces cutres, pero también accesibles a cualquier bolsillo, los hostales son una buena opción para no dejarse un dineral en alojamiento. Eso si hay que que tener en cuenta de cosas para no acabar pasando la noche en algún sitio tipo peli de Hostel. Te propongo diez consejos fruto de mi experiencia para que no metas la pata en tu búsqueda. Ahorra reservando. En mi opinión Hostelworld y Hostelbookers son los buscadores más potentes a la hora de buscar un hostal en cualquier parte del mundo. Tienen un repertorio de alojamientos low cost de lo más amplio, un sistema de comentarios y valoraciones muy activo y hasta mapitas super chulos que te ayudarán a situar los diferentes hostales que vayas encontrando. ¿El problema? Pues que te van a pedir pagar un anticipo del 10% de la reserva del que, por supuesto se quedarán una parte (alrededor de 5o céntimos). Una estafa vamos, piénsalo eso es lo que suele valer una birra en cualquier país del Este de Europa… ¿quieres pagarle una cerveza al señor Hostelworld?Si la respuesta es no, puedes hacer lo que yo 1) busca en las susodichas páginas los hostales de la zona donde vayas a ir y ordenalos por precios  2) apunta los nombres de los más baratos y 3) pide ayuda a tu amigo Google. Normalmente hasta el hostal más cutre full tiene una web/página del Facebook donde cuelgan sus fotos más decentes y explican lo mucho que molan. Y estas páginas, sección obligada es la de Contact con una dirección de correo que te pondrá en contacto con el chaval que trabaja en recepción. No te cortes y enviale un mail con muchas caritas sonrientes y los datos de tu reserva. Estarán encantados de ahorrarse ellos también su parte de comisión. Eso si, no des por reservada la habitación hasta que te respondan ok. Ah y no estaría mal que te llevases impreso este correo de confirmación, por si las moscas… Enterate de la situación En el mundo de los hostales se cumple siempre la siguiente regla: cuanto más...

Leer más
Follow

Get every new post delivered to your Inbox

Join other followers