Navigation Menu
Cásate con un chico viajero

Cásate con un chico viajero

(Inspirado en un articulo de Lainness)

Sal con un chico que atesore experiencias mas que objetos, que prefiera antes un billete de avión que un IPad. Sal con un chico que se ria cuando oiga las palabras vacaciones, todo incluido, o resort. Busca un chico que viaje porque no se obsesiona con una sola meta, si no que su alma está envenenada con cientos.

Podrás encontrarlo en un aeropuerto o en una tienda de libros, siempre navegando entre las guías de viaje.

Lo reconocerás por las exóticas banderas colgadas en su habitación o por los mapas de su fondo de escritorio. Tiene un número extraordinario de amigos extranjeros en Facebook  y su muro esta lleno de ‘miss you’ de la gente que ha conocido por el camino. Cuando viaja, hace amigos en cualquier parte. Y, aunque el contacto con estos amigos acabe siendo esporádico, le bastará un mensaje para encontrar alguien que le acoja en cualquier lugar del mundo.

Invítale a una cerveza. Cuando un viajero llega a su casa, la gente rara vez escucha sus historias. Escúchalo. Permitele pintar un cuadro que te transporte a su mundo. Puede que hable rápido y pase por alto pequeños detalles pero eso es porque se emociona de ser escuchado. Bebe de su entusiasmo, hazlo tuyo.

Tienes que saber que este chico se emociona como un niño pequeño cuando abre un libro de Hemingway o Kapuscinsky. Se puede sumergir en la lectura durante horas con la mirada soñadora de quien ya se imagina viviendo esas aventuras y recorriendo esos lugares. Los apunta, busca la manera de llegar a ellos y, a veces, consigue transformar las palabras escritas en relatos en primera persona.

Te preguntará sobre tus sueños. Querrá picarte y conocer la cosa más loca que has hecho en tu vida. Dísela. Probablemente el habrá cometido una locura mayor. Si por casualidad ganas, has de saber que su próxima meta será superarla. Y muy seguramente dirá: “Tal vez podemos hacerlo juntos.”

Sal con un chico que se mueva con la mochila al hombro porque sabe vivir felizmente con poco. Alguien que haya viajado de este modo ha sido testigo de la pobreza y de como la gente humilde suele acoger a los extranjeros con mayor hospitalidad que los ricos. Y gracias a que ha visto esto, sabe que una vida sin lujo puede significar una vida alimentada por los lazos humanos en lugar de una vida que solo alimenta caprichos y ego. Ha experimentado diferentes formas de vivir y mira el mundo con los ojos de un niño de cinco años, curioso y hambriento por entender.

Este chico también disfruta en casa. Le gusta la combinación de sofá y manta, las lentejas de mamá, las conversaciones estúpidas con los colegas de toda la vida y la comodidad de su cama. Aunque independiente hasta la médula, ha tenido tiempo de reflexionar sobre sí mismo y sus relaciones. Su pasión por los viajes no le hace olvidar sus lazos con el hogar. Ha tenido la oportunidad de extrañar y de que le extrañen. Debido a esto, sabe unas cuantas cosas acerca de las despedidas. Conoce la incertidumbre de dejar las comodidades de casa y la angustia de decir “hasta luego” en una puerta de embarque cuando el billete solo es de ida. Aún así, afronta sin miedo lo desconocido, porque se sabe adicto al cambio y conoce lo grande que resulta regresar con la maleta llena. Sabe que el “abrazo te echaré de menos” es el mejor abrazo del mundo. Que los adioses son como los hasta luego, pero solo un poquito más largos y que un ‘hola’ queda tan lejos como la conexión a Internet más cercana.

No intentes amarrar a este chico, como ya te he dicho es salvajemente independiente. Deja que este chico viaje, viaja con él. Si todavía no lo has hecho te ayudará a abrir los ojos a un mundo más allá de los estereotipos y lugares comunes. Él hará que tus sueños se encuentren con la realidad. Te tranquilizará cuando esteis a punto de perder un vuelo o un tren, porque sabe que viaje es sinónimo de aventura y no hay aventura sin complicaciones.  Te hará sentir como en casa…

Este chico entiende que la felicidad no es más que una sucesión de buenos momentos que, de vez en cuando, desplazan a la monotonía. Y está decidido a coleccionar el mayor número de estos momentos posible. También entiende tu necesidad de vivir aventuras por ti misma. Compréndelo a el también. Entiende que sus objetivos pueden diferir en algunos puntos, pero recuerda que la independencia es la piedra angular de una relación sana. Es ella la que mantendrá la relación fresca y emocionante. Lo podrás perder a ratos, pero siempre regresará trayendo una nueva historia y un souvenir que compró porque se acordaba de ti, porque te extrañaba.

Cásate con un chico que viaje porque enseñará a tus hijos la belleza de unas piedras, la grandeza de otros pueblos e inculcará en ellos las ganas de explorar. Les explicará que las oportunidades rara vez se repiten, que no hay que tener miedo a lo desconocido, que es precisamente en esos terrenos donde debe uno aprende, se hace más grande, más sabio y más fuerte.

Busca un chico que viaje porque te mereces una vida llena de aventuras.  Te mereces mirar a la vida con el corazón joven y con los ojos bien abiertos. Porque es ahí donde reside la alegría de vivir. Y que mejor que encontrar la alegría juntos. Y si no puedes encontrarlo, viaja. Ve. Explora el mundo por ti misma. Y sueña, porque los sueños son el material del que esta hecho el mundo.

¿Qué te parece?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Follow

Get every new post delivered to your Inbox

Join other followers

Leer entrada anterior
Рейтинг Честных Онлайн Казино России 2018 Года По Выплатам И Отзывам Иг

Азартные онлайн-игры всегда считались одной из прибыльных сфер бизнеса. По сути бесплатная игра в автоматы ничем не отличается от платной,...

Cerrar