Navigation Menu
Carretera, manta y… turbo folk

Carretera, manta y… turbo folk

Ok situemonos sobre el mapa. Volamos a Sarajevo, ese siniestro lugar donde, según mi madre, hay guerrillas y mafias que a poco que te descuides te drogan, te secuestran y te despiezan poco a poco en función de la demanda del mercado internacional de órganos. Una ciudad conocida por ser la capital de Bosnia, pero más famosa por los simpaticos francotiradores serbios que poblaban las azoteas de sus edificios hace no mucho y que han dejado echa un cristo. Y es que casi veinte años después de las cosas se calmaran por aquellos lares aun se pueden encontrar edificios con más agujeros que un queso francés.

El caso es que por aquellas agitadas tierras decidí perderme (para preocupación de mi madre) para descrubrir por mis p

Follow

Get every new post delivered to your Inbox

Join other followers

Leer entrada anterior
543163_298586400222497_912060669_n
¿Viajas?

Si algo me ha enseñado la vida, querido lector, es que viajar es algo mágico. Imagina una obra de teatro...

Cerrar