Navigation Menu
10 Consejos para no cagarla con el hostal

10 Consejos para no cagarla con el hostal

Soy pobre y adicto a viajar. Combinación esta que hace que los campamentos base de mis viajes consistan en hostales, pensiones y demás garitos de mala muerte. A veces cutres, pero también accesibles a cualquier bolsillo, los hostales son una buena opción para no dejarse un dineral en alojamiento. Eso si hay que que tener en cuenta de cosas para no acabar pasando la noche en algún sitio tipo peli de Hostel. Te propongo diez consejos fruto de mi experiencia para que no metas la pata en tu búsqueda.

Ahorra reservando.

En mi opinión Hostelworld y Hostelbookers son los buscadores más potentes a la hora de buscar un hostal en cualquier parte del mundo. Tienen un repertorio de alojamientos low cost de lo más amplio, un sistema de comentarios y valoraciones muy activo y hasta mapitas super chulos que te ayudarán a situar los diferentes hostales que vayas encontrando. ¿El problema? Pues que te van a pedir pagar un anticipo del 10% de la reserva del que, por supuesto se quedarán una parte (alrededor de 5o céntimos). Una estafa vamos, piénsalo eso es lo que suele valer una birra en cualquier país del Este de Europa… ¿quieres pagarle una cerveza al señor Hostelworld?Si la respuesta es no, puedes hacer lo que yo 1) busca en las susodichas páginas los hostales de la zona donde vayas a ir y ordenalos por precios  2) apunta los nombres de los más baratos y 3) pide ayuda a tu amigo Google. Normalmente hasta el hostal más cutre full tiene una web/página del Facebook donde cuelgan sus fotos más decentes y explican lo mucho que molan. Y estas páginas, sección obligada es la de Contact con una dirección de correo que te pondrá en contacto con el chaval que trabaja en recepción. No te cortes y enviale un mail con muchas caritas sonrientes y los datos de tu reserva. Estarán encantados de ahorrarse ellos también su parte de comisión. Eso si, no des por reservada la habitación hasta que te respondan ok. Ah y no estaría mal que te llevases impreso este correo de confirmación, por si las moscas…

Enterate de la situación

En el mundo de los hostales se cumple siempre la siguiente regla: cuanto más céntrico es el hostal más se acercará al nivel cuchitril. Esto implica que los hostales buenos, bonitos y limpios suelen estar donde Cristo perdió la zapatilla. Ante esta peliaguda ecuacion debes plantearte… ¿cuanto tiempo voy a tirarme en el hostal? Porque no es lo mismo ir de tranqui con la churri (para lo cual se precisa de algun sitio mas o menos decente , no necesariamente centrico) que un viaje de colegas donde solo necesitas un sitio para dormirla. Valora las distancias con estaciones, museos, monumentos y, sobre todo, zonas de marcha. Enterate del precio de los billetes urbanos. En algunas ciudades te meten autenticas puñaladas y puede resultar que lo que te ahorras en alojamiento te lo acabes gastando en transporte.

Repasa los comentarios

Resulta revelador echarle un vistazo a los comentarios que la gente postea en los buscadores de hostales. Eso si, tienes que tener en cuenta que la peña no pierde el tiempo escribiendo una valoración del hostal donde ha pasado el fin de semana a no ser que… 1) Sea coleguilla/familiar del dueño y se dedique a escribir criticas del estilo best-hostel-ever 2) Sea un tiquismiquis, lo hayan puteado o las dos cosas a la vez. En este caso escribiran veneno puro criticando hasta el olor del papel higiénico. Hay mucha paja si, pero buceando por los comentarios se pueden encontrar informaciones interesantes del estilo calidad de los colchonessimpatía de los empleados o indicaciones para llegar al super mas cercano.

Comprueba las horas de entrada y salida

La mayoría de la gente, cuando reserva, no se fija en las horas de check in y check out. Craso error…  Vale que no suele haber muchas discrepancias entre distintos hostales. ¿Lo normal? entrada no antes de las 15h y salida no mas tarde de las 12h. Claro que aquí se notan las diferencias de horarios entre los países del norte y los del sur. Ese check out de mediodía tipicamente español se adelanta 2 horas en algunos países nórdicos lo cual no mola nada cuando no lo tenias planeado y te quedas tirado en la calle sin nada que hacer esperando a que salga tu bus, tren o avión. Mejor compruébalo antes y, por lo menos te puedes montar un plan del tipo café con un couchsurfer local.

Lee la letra pequeña

Ya has encontrado un hotel más o menos decentillo por cuatro duros, ¡cojonudo! Llegas al sitio con la mejor de tus sonrisas y resulta que te empiezan a querer clavar por todos lados. Que si 1 euro por el Internet, que si 50 céntimos por los candados, que si tres euros por las sabanas y toallas… Eso pasa por no haber comprobado que es lo que estaba incluido en ese super mega precio y que no. Si ya lo dice mi abuela: a veces lo barato sale caro. Claro que no tienes porque pagar estos extras. Decathlon tiene unas pedazo toallas de viaje por 5 eurillos, el desayuno suele cundir más si te lo apañas en el Mercadona más cercano y no es que vayas a pillar la gonorrea si duermes una noche en un colchón sin sábanas. Aunque bueno si eres un culo fino con pasta, te puedes dar un homenaje y comprar uno de esos botecitos de champú llenos de polvo que suelen tener en recepción. Espera un momento… si eres un niño de papá ¿que haces leyendo este blog? Pásate mejor por la agencia de viajes del Corte Inglés, están especializados en sacar los cuartos a gente como tú.

Fíjate en los baños

Todavía recuerdo el baño de un antro-hostal de Barcelona en el, afortunadamente, solo me quedé una noche. Sin ventanas, con las paredes llenas de moho y los desagües tan atascados que nada más abrir el agua de la ducha todo el suelo se convertía en piscina olímpica. No suelo ser demasiado escrupuloso, pero en aquel momento maldije el haber escogido el hostal más cutre que encontré y el visitarlo sin chancletas. Milagrosamente no pillé hongos pero aprendí una buena lección: prepárate para lo peor cuando el hostal no publica fotos de los baños.

Elige la litera de abajo

Siempre, siempre, siempre quédate con la litera de abajo. De ser necesario pelea por ella, el 70% de tu confort en la habitación depende de ello. El otro 30% va en que te toque compartirla con alguien que ronque (ver el siguiente consejo). Te lamentarás de decir aquello de “me da igual, elige tu” cuando llegues borracho a las 4 de la mañana y tengas que escalar a tu deseada cama en completa oscuridad por eso de no despertar al autraliano que duerme en la cama de enfrente. La litera de abajo son todo ventajas. Aparte del fácil acceso, podrás crearte tu búnker con una simple toalla y, ojo, tendrás el enchufe para el móvil a mano.

Llévate tapones y antifaz.

Ya se que puede resultar de lo más ridículo y que tus colegas aprovecharán para sacarte fotos y colgarlas en el Facebook nada mas te duermas, pero oye ¿quieres dormir o no? Porque si tu viaje es al ritmo Interrail de una ciudad por día, te hará falta descansar y créeme cubrirse con la almohada no es suficiente cuando tu simpático vecino de litera llegue tropezándose en medio de la madrugada. Para este tipo de casos nada mejor que unos tapones para los oídos y un antifaz. No ocupan nada en la mochila y los podrás encontrar en cualquier chino por cuatro duros o gratis con los trenes nocturnos de Renfe.

Descarta los que no tengan sitio para socializar.

Los hostales de mochileros son el lugar perfecto para conocer los más variados e interesantes personajes. Gente que le entra la vena y le da por descubrir mundo. Así me encontré una vez con un informático brasileño que decidió darse una vuelta por Europa el día después de que su prometida lo dejara plantado. O con aquel francés que, aburrido de su vida de diseñador, iba camino de India haciendo auto-stop. Peña de ese estilo es la que te hace ver las cosas de otro manera… Y claro, es difícil conocerla si el hostal en el que te quedas no tiene ni un misero salón donde socializar con el resto de viajeros. Claro que podrás alegar ser un autista que te la sopla conocer a estos perroflautas, pero piénsalo: sin salón a la gente le da por beber en las habitaciones y eso, cuando no estas invitado es una autentica jodienda.

Vale ya se que prometí escribir 10 consejos pero se me esta acabando la tinta del ordenador… así que dejare que seas tu quien proponga el décimo consejo. No te cortes, usa el espacio de comentarios de abajo, es gratis.

¿Qué te parece?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Follow

Get every new post delivered to your Inbox

Join other followers

Leer entrada anterior
DSC03184
From Poland with love

Como muchos de vosotros sabreis me he venido a vivir a Polonia. Concretamente a una ciudad llamada Lodz pero que...

Cerrar